Reapareció Del Sel pero descartó candidatura «por ahora»: «Hasta Macri me llamó»

Regionales

El humorista y dos veces candidato a gobernador Miguel Torres del Sel se ha convertido en uno de los armadores del espacio de la oposición en la provincia de Santa Fe. A solas, sin secretarios ni chofer y con el imán aún intacto de su popularidad, el integrante del trío Midachi pasó por Rosario y dejó algunas definiciones de cara al futuro. Del Sel insistió con que no será candidato en las próximas elecciones pero le puso un “por ahora”. Confirmó que le ofrecieron, incluso el propio Mauricio Macri, ir por un cargo legislativo aunque cree que aún no es tiempo de hablar de candidaturas. Se mostró muy preocupado por la situación del país y el perfil del gobierno nacional y rescató el potencial de la provincia, aunque fue muy medido a la hora de opinar sobre la actual gestión.

Del Sel estuvo el viernes en la ciudad de Rosario y fue recibido por el intendente Pablo Javkin en el Palacio de los Leones. Ya viene teniendo reuniones con otros referentes de la oposición: estuvo con el diputado provincial Maximiliano Pullaro, en pos de ayudar a la constitución de un frente común que incluya a la mayor cantidad de fuerzas posibles. Esta última semana trascendió, justamente, un ofrecimiento para que vaya en la lista de legisladores provinciales de ese futuro espacio. Es que desde su partido, el PRO, buscan una figura competitiva para formar parte de las opciones.

Tras la reunión en la Municipalidad, el cómico aceptó muy amable el diálogo.

–¿En qué consistió la reunión con Javkin?

Le debía a Pablo este encuentro. Fuimos diputados durante el mismo mandato, hay un cariño y una relación que no desaparece. Me recibió en su oficina junto a Rogelio Biazzi (jefe de gabinete municipal). Hay que ayudar a generar un espacio que junte a los bienintencionados, las buenas personas, los más capaces, y sacar adelante una provincia que debería estar mucho mejor y eso significa también sacar adelante al país.

–¿Cree que es posible juntar a todos en un mismo espacio?

Sí, es posible. Todos quieren lo mismo: que los pibes estudien si, que haya trabajo, salud, que los jubilados estén bien. Después los caminos y las formas se discuten. Es como los hormigueros en el campo, las hormigas van por distintos caminos hacia un mismo destino, trabajan por el mismo objetivo. Podés tener diferencias en el pensamiento, pero en las cosas básicas coinciden en todo.

–En la oposición hay distintos liderazgos, ¿cómo se resuelve?

Hay algunos que tienen deseos y van a llegar, y otros no. Siempre hay que confiar en que la gente vaya a votar. Hay que ir a una interna y acompañar al ganador para que le vaya bien. Hay distintos lugares para ayudar al que ganó . también saber esperar la oportunidad a futuro.

–¿El socialismo también podría formar parte de ese espacio?

Sí, claro. Estuve cenando con Miguel (Lifschitz), junto a Clara (García), quince días antes que se contagiara de covid. Con Lifschitz y Bonfatti tuve una buena relación. Creo en las personas. Si tienen el buen deseo y la mente clara, ponerse de acuerdo es lo más fácil. No debería complicarse nada.

–¿Pese a las duras críticas y descalificaciones que hizo Lilita Carrió contra Javkin y un sector del socialismo en su último paso por la provincia?

Sí.

–¿El PRO no tiene un candidato competitivo?

Está Fede (Angelini), está Roy (López Molina), Jorge (Boasso) fue mi candidato a vice, Agapito (Blanco) hizo un buen trabajo como concejal en Rosario, está el concejal (Sebastián) Mastropaolo en Santa Fe. Hay figuras que deberán recorrer la provincia, es un trabajo desgastante y hay un camino por recorrer. Dependerá de cada candidato. A mí me tenés que sacar.

–¿Vos no vas a hacer candidato?

No, no voy a hacer. Hoy te digo que no. Estoy en otra etapa de mi vida.

–¿Te propusieron ser candidato a diputado provincial?

Constantemente me dicen “si no sos candidato a gobernador, andá como candidato a diputado”. Son planteos de la gente que te rodea. Incluso Mauricio (Macri) me llamó hace poco desde el exterior para que acompañe y encabece como diputado. Le dije: “buen viaje Mauricio”.

–¿No te convencieron?

Por ahora no. Incluso creo que nos estamos adelantando demasiado con el tema candidatura con los problemones que hay.

–¿Crees que si fueras candidato en el 2023 o hubieses sido el año pasado, el escenario de la oposición sería diferente?

¿Te parece? No estoy loco por el poder. Hay que estar tranquilo. Saber que uno tiene 65 años y ya tuve dos elecciones, lo intenté dos veces y la gente no me eligió. Me tocó perder incluso cuando Mauricio fue presidente donde hubiera podido hacer más cosas aún como la reparación de rutas y otras obras de infraestructura.

–¿Cómo es tu relación con el gobernador y cuál es tu opinión sobre la gestión?

Con Perotti charlamos. A la provincia la conozco de punta a punta y realmente tiene una riqueza y un potencial enormes. Hay que solucionar la inseguridad y en eso tienen que ver los distintos gobiernos. Las crisis provocan desconfianza entre los distintos actores y la sociedad. A la provincia no la veo tan mal, no quiero defender a Perotti pero tampoco quiero ser crítico por ser crítico. Hay rutas a reparar como la 11 y eso se lo dije al gobernador.

–¿Y cómo ves la situación del país?

Me asusta escuchar al presidente (Alberto Fernández) decir una cosa y hacer otra, ver que denunciaba a los que hoy está a los besos y abrazos. Me preocupa la falsedad, la mentira, la corrupción. Me preocupa el nivel de corrupción, muerte, casos dudosos. Hay hechos como el de (Alberto) Nisman o el del avión iraní que siguen sin aclararse.

–¿No crees que parte de la situación económica en la que estamos se debe al gobierno de Macri? ¿No deberían ser autocríticos en ese sentido?

Todos tenemos que ser autocríticos, incluso este gobierno cuando se vaya.  A Macri le tocó gobernar en un momento difícil pero la sacó adelante teniendo enfrente gremios, gente que te pone palos en la rueda y sin mayoría en Diputados para sacar leyes. Creo que también parte de la sociedad que lo iba a acompañar en algunos cambios y después no lo termino haciéndolo. Hay sectores que están acostumbrados a recibir todo desde el Estado. Vivir gratis es imposible.

–¿Cómo ves la conformación de Juntos como espacio opositor a nivel nacional para el año que viene?

Debemos encontrar un líder que sea el mejor, pacifique el país, destierre el fanatismo, el odio y resentimiento. Un líder que calme las aguas. Que trabaje con el oficialismo, la oposición y la sociedad con sentido común y sea buena persona. La política no te puede hacer rico.

–¿Y a quienes ves con ese perfil?

Seguramente surgirá de una interna. Que haya muchos candidatos en el espacio es bueno. Están (Alfredo) Cornejo, (Facundo) Manes, María Eugenia (Vida), Mauricio (Macri)… Horacio (Rodríguez Larreta) está muy bien y uno lo ve cuando va y ve a Buenos Aires cómo está.

–¿La causa judicial por la que te suspendieron seis meses para ejercer cargos públicos por el manejo de fondos durante la campaña te condiciona a la hora de decidirte de volver al ruedo en la política?

Soy honesto, sano y tengo tranquilidad de conciencia. Me duele mucho salir a defenderme de las mentiras. La gente sabe, soy uno de los pocos que andan por la calle con total tranquilidad, sin lentes, no me pongo gorra, ando a cara limpia y tranquilo por la calle. Es la mejor demostración

–Pero tuviste un fallo en contra de la Justicia…

Ya pasó, hubo una inhabilitación por una diferencia de 9500 pesos en un balance, ya pasó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.