Massa busca recobrar centralidad en la campaña tras el acuerdo con el FMI, Milei crece y Bullrich se desmorona

Nacionales

Se quitó una carga de encima Sergio Massa en los últimos días, al lograr que el Fondo Monetario Internacional (FMI) apruebe una nueva revisión de su acuerdo con la Argentina y otorgue luz verde a un desembolso de 7.500 millones de dólares para el país.

Las recientes negociaciones con el FMI consumieron una generosa dosis de las energías de Massa en su rol de ministro de Economía y ahora, de regreso desde Washington con el consentimiento de ese organismo bajo el brazo, se espera que el funcionario vuelva a activarse en modo «prioridad campaña electoral» y recobre centralidad como candidato presidencial.

Si bien el Fondo continúa reclamando a la Argentina más ajuste, Massa garantizó financiamiento al menos hasta fines de año, lo que brinda oxígeno al Gobierno y, a la vez, permite al oficialismo encarar las semanas previas a los comicios generales del próximo 22 de octubre enfocado de lleno en su objetivo de mejorar su rendimiento de las PASO y alcanzar el balotaje.

«Empieza una nueva etapa en la campaña. Tenemos que desplegar el aparato peronista, pero no para pasar a buscar a la gente y decirle, ‘vamos a votar’, porque la gente está enojada. Lo que tenemos que hacer es militar y convencer«, sostuvo una fuente de Unión por la Patria (UxP) en diálogo con Noticias Argentinas. «Nuestro objetivo tiene que ser recuperar la expectativa, porque el año que viene va a ser un buen año», agregó.

Con relación a la performance de UxP en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 13 de agosto último, y a la victoria del libertario Javier Milei, evaluó que «la sociedad pegó un grito», porque «el sistema no le da respuestas» y además, «es cierto que la plata no alcanza». «Eso lo sabemos. Tenemos que empezar a hacer los deberes, hablarle a la gente y ofrecer gestos concretos que impacten en el bolsillo, con anuncios, con bonos, con medidas de gestión concretas», acotó.

«Hay que trabajar para entrar en el balotaje, estamos cerca. Nuestra estrategia tiene que ser la del repiqueteo, con una exposición grande y concreta por día, y explicando el contexto, con contenidos, no con balas de plata», planteó. «Hoy no se discute que habrá segunda vuelta» en noviembre próximo, añadió la fuente consultada por esta agencia. A esa instancia pretende llegar Massa, para enfrentar probablemente a Milei.

En este sentido, mientras el jefe del Palacio de Hacienda intenta recobrar centralidad en la campaña proselitista tras haber tildado el casillero del acuerdo pendiente con el Fondo, en busca de construir una nueva mayoría peronista de cara a octubre, el líder de La Libertad Avanza (LLA) crece en encuestas sobre intención de voto y Juntos por el Cambio (JxC) se desmorona y retrocede en los sondeos, sin que Massa luzca robustecido incluso.

En los próximos días, se espera que el candidato presidencial de UxP insista con mensajes que procuren «permear en la gente» y continúe polarizando con Milei, a quien, según la fuente consultada por NA, «se lo tiene que enfrentar con contenidos». Asimismo, en el oficialismo ven como un error estratégico por parte de Patricia Bullrich, aspirante de JxC a la Jefatura de Estado, haber deslizado que existe un «acuerdo político» entre Massa y el diputado libertario, ya que de esa manera «sube a ambos al ring» con vistas a las elecciones generales: «Y ella se queda abajo».

«Un aluvión de encuestas con Patricia tercera»

«Bullrich está en problemas. Ellos no se esperaban el resultado de las PASO y tienen mucho ruido adentro. No saben cómo pararse ni qué hacer con (el ex presidente Mauricio) Macri. Aparte tienen problemas de narrativa, porque para tratar de pescar entre los duros está Milei y para ir a buscar al votante moderado está Massa. ¿Entonces Bullrich en qué lugar se para?«, consideró la fuente de UxP que habló con Noticias Argentinas.

A propósito, en JxC admiten en charlas de café que después de las PASO, y del rendimiento por debajo de las expectativas de la coalición opositora, se abrió un escenario «sumamente incómodo» para ellos con vistas a octubre, más allá de que el larretismo se comprometió a trabajar y colaborar para que la ex ministra de Seguridad gane los comicios, ahora que quedó atrás la interna encarnizada que se libró dentro de ese espacio, con triunfo de Bullrich.

«Veo con mucha preocupación el posicionamiento de Patricia y la campaña de Juntos, porque quedó en un lugar sumamente incómodo. Creo que va a haber un aluvión de encuestas con Patricia tercera y eso va a obligar a formatear la campaña«, sostuvo una fuente cercana a JxC en diálogo con esta agencia. En este sentido, un reciente trabajo de Analogías ubicó a la dupla de LLA Milei-Victoria Villarruel al frente con una intención de voto del 32,1 por ciento y al binomio Massa-Agustín Rossi segundo, con 26,8%, por delante de la fórmula Bullrich-Luis Petri, con apenas el 20,9%.

Es decir, Milei luce fortalecido días después de las PASO y de su ruidoso éxito en las urnas, Massa apenas si retrocede y Bullrich solo absorbe, de momento y según esta consultora, cuatro puntos porcentuales del caudal de votos que recibió Horacio Rodríguez Larreta, a quien la actual candidata presidencial de JxC venció por 17 a 11,3 por ciento (sobre el total de sufragios válidos) el 13 de agosto pasado.

«Está muy abierto el escenario todavía, pero empezó a correr desde atrás Patricia y si no hay un reconocimiento de eso, va a ser muy difícil encarar la nueva etapa de la campaña«, planteó la fuente de la coalición opositora que habló con NA. En el mismo sentido, indicó: «El oficialismo está en su techo y la incógnita es Milei, si puede crecer más, si va a retener o si hay un voto blando que perdió Juntos por el Cambio que lo puede recuperar Patricia de cara a la general».

«La verdad, esas son todas incógnitas. Hoy lo veo fortalecido a Milei, lo veo creciendo, al Gobierno estancado, y creo que Juntos producto del desgaste de la interna y de todo el show y el despliegue que hizo Milei -después de las primarias- sufrió una pérdida de los 28 puntos de las PASO», agregó. «Me parece que ese es el diagnóstico con el cual hay que rediseñar la campaña», completó la fuente cercana a JxC.

El economista libertario, incluso, tras el revuelo que generó su victoria y su infatigable peregrinaje mediático, subió en los últimos días incluso más su perfil al confirmarse su romance con la actriz y humorista Fátima Florez, lo que le permitió trascender largamente las fronteras del periodismo estrictamente político o económico. Sin embargo, referentes del llamado «círculo rojo» lo miraron con desconfianza esta semana en la reunión del Consejo de las Américas en Buenos Aires: apenas si lo aplaudieron y hasta por una cuestión de cortesía, sobre todo.

«Lo que sucede es que los empresarios que viven de las obras públicas saben que esas obras públicas las hacen con el Estado», consideró la fuente de UxP consultada por NA. «Milei ganó las PASO, perfecto, pero ahora dejó de ser la novedad y se tiene que transformar en candidato, tiene que atravesar el (río) Jordan y demostrar que no es un delirante«, agregó. «Va a tener que empezar a tomar riesgos. Ahora jugó la carta de la novia, muy bien, eso permea en la gente, pero únicamente ganó una mano, el partido continúa y lo que yo me pregunto hoy es, ¿va a ir Milei a los debates presidenciales? Tendría que ir, ¿no?, si pretende ampliar su base electoral«, manifestó.

¿Qué dijeron los focus groups?

Está previsto que antes de las elecciones se lleven adelante dos confrontaciones públicas entre los cinco candidatos a la Jefatura de Estado: la primera el 1° de octubre en la Universidad Nacional de Santiago del Estero y la segunda una semana después, el 8 de octubre, en el Salón de Actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), que además será sede de un tercer debate presidencial en caso de balotaje.

Si bien el oficialismo insiste en plantear un escenario de polarización con Milei, y hasta el mandatario Alberto Fernández salió en los últimos días del ostracismo para cuestionar al dirigente libertario y abogar por la «paz social» tras los saqueos registrados en distintas zonas el país, en JxC no pierden las esperanzas de recuperarse del golpe recibido en las PASO y vencer a Massa en la pugna por alcanzar una segunda vuelta.

«Hay que ir a buscar a los indecisos y a los que no fueron a votar, sobre todo en la provincia de Buenos Aires y en la Ciudad. Tenemos que ir y contarles que en Juntos por el Cambio tenemos equipos y un proyecto sólido, y que del otro lado hay más de lo mismo y un loquito«, dijo a Noticias Argentinas una fuente cercana al oficialismo porteño. De cara a octubre, el objetivo que se fijó JxC es crecer «entre cinco y 10 puntos» con respecto a las primarias: «Siempre de las PASO a las generales nosotros mejoramos nuestra performance, históricamente ha sido así», señaló.

«No está todo perdido, aún queda tiempo para la campaña y además creemos que tanto Milei como Massa se van a ir desgastando a medida que vayan llegando a la última milla. El paso del tiempo les juega en contra, a Massa por la gestión y porque no se sabe quién gobierna, y si Milei no empieza a hablar de cosas concretas también. Por ahora viene tirando globos de ensayo, pero en algún momento va a tener que empezar a explicar cómo piensa llevar adelante todo lo que propone«, indicó la misma fuente.

Tras auscultar en focus groups después del resultado de las PASO, en JxC entienden que «la sociedad» demanda que Bullrich deje de lado su pirotecnia verbal y comience a enarbolar sus propuestas de gobierno, exponiendo sus planes y mostrando sus equipos. Por ese motivo, la candidata presidencial reunió a sus referentes en economía el viernes pasado, a la espera de poder sumar a ese grupo a Carlos Melconian, que este fin de semana regresaba a la Argentina tras un viaje al exterior.

De todos modos, si Bullrich finalmente logra confirmar el reclutamiento del ex titular del Banco Nación, ¿cuál será su misión en la campaña? ¿Discutir la agenda económica de Milei, con su proyecto de dolarización a la cabeza? Melconian, de cualquier manera, representa una carta fuerte que la ex ministra de Seguridad tiene para jugar sobre el tablero electoral: habrá que ver en definitiva cuándo la estampa sobre el paño verde.

Por último, sí se espera que en los próximos días se acople Soledad Acuña a los equipos de trabajo de Bullrich, en busca de fortalecer su proyecto educativo: ya hubo conversaciones al respecto. La jefa de la cartera de Educación porteña viene de perder la pulseada con Clara Muzzio, ministra de Espacio Público e Higiene Urbana de la Ciudad, en la puja por convertirse en compañera de fórmula de Jorge Macri.

El candidato a alcalde porteño de JxC se inclinó en definitiva por una dirigente de perfil más moderado para que lo secunde. En este sentido, el propio Rodríguez Larreta se había comprometido con Acuña a apuntalar sus aspiraciones de competir este año por la Vicejefatura de Gobierno de la Ciudad, pero claro, eso sucedió antes de perder la interna con Bullrich: «Si hubiera ganado, probablemente podría haber exigido de otra manera», aseguran en la sede comunal de la calle Uspallata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *