Alberto Fernández, sobre el gasoducto: «Podemos convertirnos en proveedores de gas en todo el mundo

Nacionales

El presidente Alberto Fernández afirmó este miércoles que la Argentina «tiene una oportunidad histórica y única» en materia de producción de gas, al encabezar en la localidad bonaerense de Salliqueló la firma de contratos para la construcción del gasoducto Presidente Néstor Kirchner y manifestó que «no queremos nunca más» que «las tarifas en la Argentina estén dolarizadas»

«Tenemos una gran oportunidad como país; podemos convertirnos en proveedores de gas en todo el mundo», dijo el mandatario en el acto, acompañado por los ministros de Economía, Sergio Massa, y de Interior, Eduardo «Wado» de Pedro; los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Sergio Ziliotto (La Pampa) y Omar Gutiérrez (Neuquén), el vicegobernador de Río Negro, Alejandro Palmieri y los funcionarios del área de Energía.

En su primera etapa, la obra permitirá incrementar la capacidad de transporte en 24 millones de metros cúbicos (m3) de gas diarios para reemplazar la importación de combustibles y se extenderá a lo largo de 558 kilómetros con una inversión estimada en US$ 1.500 millones.

La obra conectará la zona de producción de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, en la localidad de Tratayén, en Neuquén, y permitirá ampliar un 25% la capacidad del sistema de transporte de gas natural y ayudará a desarrollar la producción creciente en el yacimiento.

El Presidente remarcó que el gasoducto es «una obra fundamental», destacó que actualmente se registra un «récord de producción de gas en la historia argentina» y dijo que el país «tiene el insumo central que ha sido declarado por la Unión Europea como energía de transición hacia las energías renovables».

En el acto también habló el ministro de Economía, quien coincidió en cuestionar la política energética y la inversión en infraestructura de Cambiemos al señalar que «nos hubiéramos ahorrado la mayoría de los 4.100 millones de dólares que nos costó la guerra si este gasoducto ya se hubiese hecho, porque estarían fluyendo más de 11 millones de metros cúbicos de gas desde Vaca Muerta» y remarcó que «esa es la importancia estratégica de este gasoducto».

Massa agregó que «el Estado garantiza que tiene los fondos para sostener esta obra» que «nos va a permitir el año que viene ahorrar 1.300 millones de dólares en importación» y «además significa empleo con casi 10 mil puestos de trabajo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.